Página 12

No puedes escapar. Has de hacerle frente. Ya todo te es igual. Te agarra con su mano y antes de que te descoyunte los huesos, le disparas la lanza al ojo. El dragón grita de dolor. Te sueltas y caes al suelo. Agoniza, titubea, vacila y se desploma sobre ti. Sientes un fuerte dolor y lo ves todo negro. A los pocos momentos, dejas de vivir.

2 thoughts on “Página 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.