Página 22

Vais por el túnel de la izquierda que parece más prometedor al ser mayor la obertura de entra­da. Os fijáis e incluso hay una especie de escalerilla que baja un metro y se agranda el túnel. Es to os dio esperanzas, pero al poco tiempo os de­sengañáis ya que según avanzáis se estrecha el camino. A la media hora os veis en otro problema: el túnel se vuelve a dividir en dos, no…, ¡en tres! Pero se os alivió el problema al ver que el orificio central era demasiado pequeño para voso­tros.


Si vais por el agujero de la izquierda, pasa a la 19
Si vais por el agujero de la derecha, pasa a la 64