Página 4

Al atravesar el holograma hacéis un gran descu­brimiento: el tiempo no es igual en los dos luga­res y antes se ha parado justo al romper una ola de lava que ahora cae sobre vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.